Glòria Poyatos, reelegida como directora regional de la IAWJ

Glòria Poyatos, socia fundadora de la Asociación de Mujeres Juezas de España, fue reelegida por unanimidad este viernes, junto a Saida Chebili de Túnez, como directora regional de la International Association of Women Judges (IAWJ) en Europa, Oriente Medio y Norte de África, en la Conferencia Bienal que tiene lugar del 7 al 9 de mayo en Auckland (Nueva Zelanda).

«Es un honor y una gran responsabilidad asumir de nuevo la dirección regional junto a mi colega Saida Chebili. Ello nos permitirá continuar nuestro camino asociativo para que los DDHH de las mujeres de todo el mundo, la infancia y la adolescencia sean una realidad vivida y no solo un formalismo jurídico», explicó Poyatos tras su nombramiento.

«Nos queda mucho trabajo por delante en una región que camina, en derechos humanos, a diferentes velocidades dependiendo del país desde el que se mire, pero sabemos que la IAWJ puede acelerar los cambios sociales para lograr una sociedad más igualitaria, corresponsable y pacífica. Vamos a cambiar las cosas que no podemos aceptar. Tenemos claro de dónde partimos y a dónde queremos llegar. En palabras de nuestra socia Ruth Bader Ginsburg: ‘El cambio real, el cambio duradero, ocurre paso a paso’”

Glòria Poyatos es integrante de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Canarias y ya dirigió regionalmente la organización junto a Chebili entre 2018 y 2021. Los mandatos, cuyo máximo son dos, tienen una duración de dos años pero tuvieron que extenderse debido a la crisis del coronavirus.

«Durante este periodo, hemos trabajado conjuntamente en defensa de los derechos humanos de las mujeres y la infancia en todo el mundo y también hemos defendido, dentro de la Junta Directiva de la IAWJ, los derechos y
las necesidades de nuestras compañeras asociadas a la IAWJ desde la Región que representamos», habían apuntado Poyatos y Chebili en su presentación conjunta antes de ser reelegidas.

«Hemos reivindicado asociativamente nuestras peculiaridades y nuestra
diversidad local y hemos luchado más efusivamente, si cabe, por los derechos de las mujeres en general y en especial de nuestras compañeras procedentes de lugares más vulnerables o degradados en Derechos Humanos, especialmente Oriente Medio y determinadas zonas de África del Norte. Las mujeres que viven en dichas zonas han sido siempre nuestro primer objetivo», habían añadido.