Tres cosas que aprendimos durante la jornada de la AMJE sobre las mujeres saharauis

La Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE) acogió el pasado 30 de septiembre una jornada formativa centrada en las mujeres saharauis, durante la que se analizó su situación desde un punto de vista legal y feminista. A lo largo de casi 3 horas, descubrimos las coyunturas que determinaron el pasado, definen el presente y marcan el futuro de las mujeres saharauis gracias a nuestras invitadas: la ministra de Asuntos Sociales y Promoción de la Mujer de la República Árabe Saharaui, Suelma Beiruk; la activista y Aminatou Haidar; y la abogada Loueila Mint El Many.

La jornada comenzó con la presentación de nuestra socia magistrada Pilar Barrado, que realizó una exposición resumida de la historia y la geografía del Sáhara Occidental. Ilustrada con imágenes, recorrió desde los años anteriores a la colonización española, la etapa de colonización española, el abandono por España de los territorios en el Sáhara, la invasión mauritana, la guerra con Mauritania y la invasión por parte del Reino de Marruecos, haciendo referencia expresa a la evolución que experimentó la situación de las mujeres en cada una de dichas etapas.

1. Beiruk, que también es exvicepresidenta del Parlamento africano, expuso que antes de la llegada de los españoles, la mujer ocupaba un puesto importante en la vida nómada de las tribus saharauis, con un papel determinante en la toma de decisiones de la comunidad. Fabricaban y montaban las jaimas, se encargaban del pastoreo y de traer el agua, enseñaban en las escuelas coránicas, organizaban la vida en los campamentos y formaban parte de los consejos de las tribus.

Los españoles impusieron el modelo patriarcal católico, lo que supuso un importante retroceso en la posición de las mujeres saharauis dentro de la vida colectiva al quedar al margen de educación y formación profesional. Al terminar esta etapa y comenzar las guerras contra Mauritania y Marruecos, se ven obligadas a aprender oficios para poder prestar servicios básicos a la comunidad y adquirir la educación necesaria para, a su vez, educar a los niños y las niñas.

2. Haidar, expresa política y candidata para optar al premio Nobel de la Paz, se mostró orgullosa por haber conseguido crear una de las sociedades musulmanas más abiertas y equitativas del mundo. Su principal lucha en la actualidad es lograr la libertad del pueblo saharaui, además de conseguir la liberación de su compañera Sultana Khaya y otras dos activistas de los derechos del pueblo saharaui que están en arresto domiciliario en la ciudad de Bojador.

3. Loueila Mint El Many, de su lado, hizo hincapié en la necesidad urgente de formar y sensibilizar a los operadores jurídicos, especialmente a la Judicatura española, para entender la situación que se vive en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y tramitar permisos de residencia para las personas que huyen por sufrir persecución política. Además, puso en relieve que, a pesar de su posición profesional y su aporte a la sociedad como miembro de la Comisión de Extranjería y Derechos Humanos del Ilustre Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife y de la Asociación Profesional de Abogados Saharauis en España, así como integrante de la Plataforma Canarias Libre de CIE, debe luchar a diario por lograr el reconocimiento de protección internacional.