Nuestro comunicado en apoyo a las mujeres de Chile que defienden sus derechos y los de todas nosotras

Con ocasión de las tendencias antiabortistas y la violencia ejercida hoy en Chile contra un grupo de  mujeres manifestantes en favor del aborto, la Asociación de Mujeres Juezas de España quiere realizar las siguientes manifestaciones.

La globalización de la desigualdad no ha llevado consigo la efectiva universalización de los Derechos Humanos de las mujeres. Más al contrario, ha extendido la violencia contra las mujeres y las niñas, que sigue siendo la violación de derechos humanos, más universal, más oculta e impune que existe y no hay ningún Estado en el mundo en que no haya manifestaciones de esta clase de violencia, que se ejerce contra las mujeres por la simple razón de serlo y de pertenecer a la mitad discriminada.

Con la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (1995) se impulsaron compromisos internacionales para la mejora de las condiciones de las mujeres. Desde entonces ha aumentado el número de niñas escolarizadas, se han producido mejoras en el ámbito laboral para las mujeres, su liderazgo en los puestos de decisión está consolidándose, se han incrementado en todo el mundo las condiciones de salud sexual y reproductiva y están protegidas por leyes que condenan la violencia de género.

Sin embargo, estos avances siguen siendo débiles y se siguen vulnerando a diario los derechos de las  mujeres. En muchos países el aborto sigue estando prohibido, las mujeres son víctimas de trata, violencia sexual, física o psicológica en todo el mundo, son utilizadas como “vientres de alquiler” para legalizar la creciente industria de la venta de bebés y la persistencia del sexismo sigue siendo un obstáculo muy importante para que las mujeres puedan realizar sus proyectos vitales en igualdad de condiciones y de oportunidades respecto de los hombres. .

Es urgente asumir la igualdad de género como una premisa de la democracia y una deuda pendiente con las mujeres y con el conjunto de la sociedad, especialmente en un momento en que están renaciendo fuerzas e ideologías que están poniendo, más que nunca, en peligro las conquistas obtenidas en materia de Derechos Humanos.

La solidaridad internacional siempre ha estado en el centro de las luchas feministas. El destino de las mujeres está interrelacionado en los cinco continentes: cuando se atacan los derechos de algunas mujeres, se debilitan también los de todas las demás.

Por ello, frente a estas amenazas sin precedentes, condenamos todas las iniciativas públicas o privadas en cualquier parte del mundo por las que se impida a las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo o se pretenda devolver a las mujeres a un papel reproductor ya sea mediante la mercantilización de sus cuerpos,  impidiendo el acceso al aborto o de cualquier otra manera .

Exhortamos a la comunidad internacional para que adopte medidas inmediatas y efectivas para la realización de la igualdad real que será imposible alcanzar mientras las sociedades sigan tolerando o ejerciendo el control sobre el cuerpo de las mujeres.

Mostramos nuestro apoyo expreso a las Mujeres Chilenas que hoy defienden los derechos de todas las demás.

26 de julio de 2018